Aromas a identificar en vinos blancos


Publicado el 13 de Enero de 2015


Aromas a identificar en vinos blancos

Todas las personas al respirar detectamos aromas en general y los catalogamos como agradables o desagradables, con algunas variaciones intermedias y decimos: «eso huele bien o eso hule mal». Autor: Pamela Casanova

Ejercitando nuestro sentido del olfato podremos percibir con detalles más aromas presentes en una copa de vino que nos podrá “platicar” la historia de ese vino en especial, pudiendo detectar las distintas familias aromáticas.

Muchos de sabores que percibimos con el sentido del gusto serían imperceptibles sin el sentido del olfato y te invito a realizar el siguiente ejercicio: toma un sorbo de vino al mismo tiempo que te tapas la nariz y te darás cuenta que difícilmente apreciarás en su plenitud el vino.

En base a lo anterior, es recomendable ejercitar nuestro sentido del olfato para apreciar un vino y a la vez incrementar la “memoria olfativa” ya que en ella se guardarán todos los aromas que has podido percibir en los vinos y será mas fácil después poder identificarlos en futuras catas.

 

A Continuación te comparto una guía de los aromas más frecuentes en los vinos blancos:

 

Aromas primarios. 

Vegetal: Hierba fresca, heno, heno seco, helecho, hoja verde, hoja seca, lavanda, infusión, tisana, té, hoja de tabaco, anís, menta, tomillo, hinojo, laurel, hojarasca, setas y trufa.

Floral: Madreselva, acacia, Jacinto, jazmín, espino blanco, rosa, geranio, nardo, lirio, retama, clavel, flor de azahar, lila, miel de acacia y romero.

Frutal: manzana, pera, melocotón, melón, granada, albaricoque, níspero, pomelo, limón, lima, naranja, piel de cítricos, membrillo, piña, mango, maracuyá, plátano, sandia, fruta de la pasión, caramelo ácido y almendra fresca.

Mineral: mina de lápiz, tiza, yodo, sílex, gasolina y petróleo.

 

Aromas secundarios o de fermentación

Fermentación: Levadura, miga de pan, galleta, pastelería y botillería fina.

Láctea: Leche, yogurt, mantequilla fresca, queso fresco, levadura fresca y seca.

Amílica (alcoholes): Plátano, caramelo ácido, esmalte de uñas y acetona.

 

Aromas terciarios o de crianza

Floral: Manzanilla, jazmín y flores secas.

Frutal: Miel, pasta de almendras, cera de abejas, coco rayado y fruta seca o deshidratada. 

Confitería: Frutos secos (avellanas, nuez, almendras secas, etc.) albaricoque seco

Madera y balsámicas: Cedro, Roble, madera blanca, vainilla, humo, tostados, ahumados, coco rayado, tabaco, eucalipto y resina.

 

***En el próximo articulo te seguiré compartiendo más información sobre los aromas más frecuentes en  los vinos tintos.

Te invito a seguirme en Facebook como Pamela Casanova Sommelier. en donde encontraras más información en torno al mundo del vino #vinoabrazos 






Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso