Vinos Asolagados (inundados), de la bodega Pilares de Belesar. Cuando el paisaje, el vino y el diseño se encuentran.


Publicado el 09 de Mayo de 2019


Vinos Asolagados (inundados), de la bodega Pilares de Belesar. Cuando el paisaje, el vino y el diseño se encuentran.

Un homenaje, en memoria de los muchos pueblos que fueron inundados a raíz de la construcción de pantanos en la España de los años 60.


Pilares de Belesar es una bodega familiar, que produce sus vinos en la D.O. Ribeira Sacra (Galicia), en una zona, a caballo entre las provincias de Lugo y Ourense, que es la única que se postula como candidata española para formar parte del Patrimonio Mundial de la Unesco en 2021.

Esta bodega es uno de los mejores exponentes de como una pequeña bodega gallega, que elabora sus vinos apegada a la tradición en uno de los parajes más recónditos y hermosos de la D.O. Ribeira Sacra, puede apostar por el diseño y el marketing a la hora de dar a conocer sus vinos, y la historia que hay detrás de ellos.

Los vinos, Asolagados (inundados en gallego), elaborados por Pilares de Belesar, rinden homenaje a los muchos pueblos que fueron inundados a raíz de la construcción de pantanos en la España de los años 60, especialmente a los inundados por la construcción del pantano de Belesar en el río Miño, cuya construcción supuso anegar casi 5.000 hectáreas, incluyendo el pueblo de Portomarín (Lugo) y numerosos viñedos y fincas. Portomarín nació y creció "a la sombra" de un puente romano sobre el río Miño (reconstruido en la edad media) y del Camino de Santiago, hasta la construcción del pantano, época en la que el pueblo fue desplazado hasta el vecino Monte do Cristo. Todavía hoy, cuando baja el nivel del agua del embalse de Belesar aparecen restos del antiguo pueblo, del malecón, del primitivo puente y de las fincas ahora sumergidas bajo el agua.


 Publicidad 


El diseño del etiquetado de las botellas es obra de Rei Zentolo y utiliza un serigrafiado en dos colores: uno visible en dorado, y otro muy oscuro, con el puente romano y las construcciones del pueblo, de tal forma que con elvino tinto prácticamente no se ven cuando la botella está llena, pero van apareciendo a medida que va bajando el nivel del vino en la botella, emulando el efecto de la bajada del nivel de agua del embalse de Belesar, para quedar totalmente visibles cuando la botella está vacía.

Esta pequeña bodega esta comenzando a presentarse a concursos de ambito autonómico,como el Certamen Ourense Vinis Terrae edición de 2019, donde su vino Asolagados tinto 2018, ha recibido el 2º premio en la categoría de tintos.

Más información en su web: www.pilaresdebelesar.com


 Publicidad 


 


 





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!