Bodega Pago de los Abuelos


Publicado el 10 de Septiembre de 2020


Bodega Pago de los Abuelos

Bodega Pago de los Abuelos, una filosofía de vida cuyo lema "vivir la uva desde el origen" les lleva a crear Vinos Radicales de forma artesanal con los escasos racimos que aportan sus veintiseis pequeñas parcelas de viñedo plantadas entre 1888 y 1910.

 

BODEGA PAGO DE LOS ABUELOS

PUENTE DE DOMINGO FLÓREZ (LEÓN)

 

Nos trasladamos a Puente de Domingo Flórez, población en la comarca leonesa de El Bierzo donde vamos a realizar una visita a Pago de los Abuelos que comenzó su historia en el año 2015 y sacó al mercado sus primeros vinos en el 2018. Todo un recorrido por viñedos centenarios de cuidado ecológico plantados en terrenos tan escarpados y abruptos que pronto obtendrán la certificación de viticultura heroica.

Nuestra visita comienza explorando el maravilloso paisaje en el que se encuentran salpicadas las veintiseis pequeñas parcelas de viñedo de Bodega Pago de los Abuelos de la mano de Nacho Álvarez Losada, enólogo y creador de la bodega, y Jose responsable de la viticultura.

 

Foto mundo del vino

 

Zona cuya belleza paisajística nos deja boquiabiertos cuando recorremos la Senda de los Zufreiros del Frade y observamos los gigantescos alcornoques o zufreiros, como son llamados estos árboles en El Bierzo, de largas ramas y gruesos troncos con más de 400 años. Auténticos y solemnes prodigios de la naturaleza rodeados de encinas y madroños vestidos de líquenes.

Frente a este “bosque encantado” divisamos el majestuoso paisaje arcilloso de Las Médulas. Una imponente estampa rojiza fruto de las explotaciones mineras de oro de la época romana durante siglos y considerada Patrimonio de la Humanidad por ser la mayor mina a cielo abierto de todo el imperio romano. Sorprende el contraste del rojo intenso de lo que un día fueron las entrañas de la montaña con los frondosos bosques de castaños que lo cubren.

 

Foto mundo del vino

 

Seguidamente nos disponemos a recorrer algunas de las parcelas donde nacen los “Vinos Radicales” de Bodega Pago de los Abuelos.

Vinos de limitada producción, creados de forma artesanal y de carácter muy personal cuya radicalidad se basa en la autenticidad y singularidad que expresa su paisaje con variedades históricas en terrenos de viticultura abrupta y complicada.

Nacho, enólogo durante años en afamadas bodegas españolas y considerado enólogo español revelación por el crítico Robert Parker, me cuenta la filosofía de su proyecto personal cuyo lema “vivir la uva desde el origen” es lo que vamos a descubrir en nuestra visita.

 

Foto mundo del vino

 

Su historia comienza en 2015 cuando heredó Finca Barreiros de sus abuelos Floripes y Guillermo. Esta parcela de algo más de dos hectáreas de cepas plantadas en bancales en el año 1890 mayoritariamente de Godello y Mencía supuso el inicio de su proyecto Pago de los Abuelos.

Dos años de arduo trabajo con la recuperación de este viñedo le animó a seguir adquiriendo pequeñas parcelas de viñas olvidadas con más de un siglo que se encuentran por los alrededores convirtiéndose en pionero en la recuperación de variedades históricas en la zona.

Pago de los Abuelos representa una filosofía de vida en la que rinde todo un homenaje a sus orígenes y a todos los “abuelos” que trabajaron y trabajan duramente por dejar un legado.

Para ello ha realizado un proceso de recuperación del terruño berciano abandonado en el que las cepas con más de un siglo condensan en sus escasos racimos su calidad única y excepcional adquirida durante tantos años en un terreno con escarpadas e inclinadas pendientes, algunas de ellas casi verticales, por los que pronto certificará su Viticultura Heroica.

 

Foto mundo del vino

 

Comenzamos nuestro recorrido por algunas de las veintiseis parcelas en las que se encuentran distribuidas las seis hectáreas de viñedo que comprende la bodega. Pequeñísimas parcelas plantadas entre 1888 y 1910 que atesoran sus joyas vitícolas recuperadas de las variedades históricas: Estaladiña, Mencía, Godello, Garnacha Tintorera, Palomino Fino y Negreda.

La primera parcela que visitamos es Viña La Z. Entre cepas de Mencía y Palomino Fino plantadas en 1902 disfrutamos del paisaje que nos brinda un entorno de monte bajo y plantas silvestres con cepas muy bajas que apenas llegan a producir cuatro o cinco racimos cada una.

 

Foto mundo del vino

 

Continuamos por la parcela Viña La Cuesta plantada también en 1902 y cuyo nombre doy fe que hace honor a la inclinación del terreno. También visitamos Viña Abuelo Santiago de 1904 en la que descubrimos una maravillosa cepa de Negreda, una variedad autóctona minoritaria y en peligro de desaparición, que parece un árbol por su altura y frondosidad a pesar de su longevidad.

Viña Peña Verteira es otra de sus pequeñas parcelas que data de 1904 desde las que podemos disfrutar de la magia del paisaje divisando Las Médulas.

Sus vinos “de parcela”, como Nacho los denomina, están creados con lo que cada una de estas pequeñas parcelas ofrece en sus distintas variedades blancas y tintas entremezcladas y con las levaduras autóctonas. Cada parcela se vinifica íntegramente por separado y posteriormente se realizará un coupage para que cada añada muestre lo que la naturaleza ofrece.

 

Foto mundo del vino

 

Y de los suelos arcillosos nos desplazamos bordeando el río Sil a suelos calizos y con mucha pizarra, que aportan mineralidad a sus vinos. Un paraje cuyo cruce del río Sil con el río Cabrera lo hace aún más abrupto. En las pequeñas y verticales parcelas de esta zona encontramos cepas de Estaladiña, una antigua variedad berciana casi desaparecida.

Aquí las cepas son más altas y frondosas, mayoritariamente de Garnacha Tintorera y Godello.

 

Foto mundo del vino

 

Desde el municipio de San Pedro de Trones recorremos Viña Teiró, una parcela plantada en 1888 en suelos de pizarra donde abundan frondosas cepas de Godello y de la que pronto sacará al mercado su vino Teiró procedente de un terreno tan escarpado que asombra por su laboriosa y difícil viticultura.

Una cuerda entre los viñedos nos ayuda a “escalar” a su vecina parcela donde cepas de Estaladiña, Mencía y Palomino de 1902 crean su vino Rosado.

 

Foto mundo del vino

 

Terminamos este recorrido por los viñedos radicales visitando Viña Coroa dedicada a los abuelos Fina y Patricio donde observamos la Godello centenaria más "jovencita" que posee plantada en 1910, finalizando con Finca Vaisolin de frondosa cubierta vegetal que sirve para reducir la potencia de la Mencía.

Viñedos cuya dificultad imprime a sus vinos un aura de pasión en un terreno complejo.

El siguiente paso de este proyecto tiene como objetivo construir su moderna bodega en San Pedro de Trones. En la loma de una ladera frente a los ríos Sil y Cabrera creará una estructura de pizarra para integrarse en el entorno y frontales acristalados para poder admirar el paisaje natural que la rodea a través de una arquitectura a tres alturas que le permitirá vinificar por gravedad.

 

Foto mundo del vino

 

Actualmente las catas se realizan en Viña Barreiros, la finca que heredó de sus abuelos Floripes y Guillermo que significó el pistoletazo de salida de su proyecto y con la que elabora sus vinos “top”.

Una original cata realizada sobre un espléndido mirador de 360 grados en la plataforma situada sobre lo alto de una torre de madera.

Aquí cataremos los cinco Vinos Radicales de limitada producción y sin filtrar que elaboran. Nacidos en diferentes suelos a distintas altitudes y orientaciones con un denominador común: las centenarias cepas que han condensado su calidad única y excepcional.

Cada uno de ellos está dedicado a un abuelo que ha tenido cercanía y representación en la vida de Nacho y sus etiquetas las protagoniza la foto de su abuelo Guillermo como homenaje al viaje por el mundo que realiza actualmente a través de las botellas de vino y que no pudo abordar en vida.

 

Foto mundo del vino

 

De los Abuelos Godello creado con una hectárea de viñedo plantado en 1910 y situado en la Parcela de Coroa. Viejas cepas recuperadas hace cuatro años en suelos de pizarra y la crianza de varios meses con sus propias lías nos muestran un vino fresco, frutal y con toques cítricos dedicado a los abuelos Fina y Patricio.

De los Abuelos Mencía 2018. Un monovarietal de Mencía elaborado con viñedos de ocho pequeñas parcelas situadas en terreno más calizo plantados en 1904. Su crianza de cuatro meses en barrica de roble francés le confiere complejidad, cuerpo y notas de fruta roja madura con suaves tostados y pinceladas de regaliz a este vino con el que homenajea a su abuelo Santiago.

También tuvimos la oportunidad de catar De los Abuelos Mencía 2019. Esta añada se elaboró mayoritariamente con racimos de Mencía añadiendo pequeños aportes de Palomino Fino. Un vino diferente a la añada 2018, de fruta más fresca con notas de monte bajo.

 

Foto mundo del vino

 

De los Abuelos Rosado creado con la parcela cuya inclinación nos obligó a utilizar una cuerda para acceder a ella. El sangrado de sus variedades de Mencía, Negreda y Estaladiña plantadas en 1902 le convierten en un rosado muy singular de notas a frutos rojos y matices minerales en homenaje a los abuelos Vicenta, Toño, José y Josefina del que apenas elaboran 500 botellas.

De los Abuelos Viñedos Centenarios 1890 Godello. Las cepas en suelos de pizarra y arcilla de Finca Barreiros de 1890 y la crianza de un año en barrica de roble francés con sus propias lías dan como resultado un vino complejo de fruta madura dedicado a sus abuelos Floripes y Guillermo.

Para terminar catamos De los Abuelos Viñedos Centenarios 1890 Mencía de Finca Barreiros de cepas plantadas en 1890 dedicado también a sus abuelos Floripes y Guillermo. Una limitada producción de apenas 1000 botellas cuya etiqueta elaborada con la pizarra machacada de su terruño nos corrobora la autenticidad que vamos a catar. Su fermentación y posterior crianza de varios meses en barrica de roble francés produce un vino de fruta negra compotada y tonos minerales que hace las delicias de cualquier paladar.

 

Foto mundo del vino

 

Únicamente me queda felicitar a Nacho y Jose por el proyecto que llevan a cabo de recuperación de estas joyas enológicas con más de un siglo en un terreno tan asombroso y a la vez tan complicado. Un arduo y dificultoso trabajo de viticultura “viviendo la uva desde el origen” cuyo resultado son sus vinos “radicales” y singulares creados de forma artesanal que ponen en valor la pureza de su terruño y expresan la fidelidad de su paisaje en la copa. Mi sincera enhorabuena!!!

 

 

 

Foto mundo del vino

 





Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso