Bodegas Casa Corredor


Publicado el 22 de Julio de 2019


Bodegas Casa Corredor

Casa Corredor, una bodega que representa el inicio de la empresa bodeguera familiar MGWines cuyo proyecto consiste en adquirir pequeñas bodegas en lugares vitícolas singulares para recoger la mejor esencia de cada zona y llevarla a la copa.

 

BODEGAS CASA CORREDOR

FINCA LA LAGUNILLA (ALICANTE-ALBACETE)

 

Bodegas Casa Corredor se encuentra en Finca La Lagunilla. Una finca situada en Villena (Alicante) lindando con la localidad de Caudete en Albacete. Una bodega que supuso el inicio de MGWines, una empresa familiar que engloba pequeñas bodegas en zonas muy características y singulares recogiendo la mejor esencia de cada una de ellas para reflejarla en una botella de vino.

 

 

 

Ubicada en pleno Corredor de Almansa, un lugar cuyo paso natural de Levante a Castilla entre viñedos, extensos pinares, bosques de almendros y bañada de olivos, expresa una personalidad muy singular que enamoró a Luis Miñano San Valero, un alicantino piloto de profesión y bodeguero de vocación, que compró estas tierras para elaborar vinos de alta calidad.

 

 

 

 

Con Eva Miñano, una de las responsables de MGWines e hija de Luis Miñano, y su enóloga Laura Ramos comenzamos un recorrido por sus viñedos conociendo la filosofía y trayectoria de este proyecto.

Mientras nos dirigimos a sus viñedos, Eva me cuenta como comenzó este proyecto familiar que fundó su padre, un enamorado de Alicante y sus alrededores, buscando potenciar y proteger el patrimonio enológico de cada zona vitícola respetando su tradición y su personalidad.

 

 

 

 

Para ello llevan a cabo elaboraciones en todas sus bodegas con viñedo propio y producciones limitadas creando vinos con las variedades autóctonas minoritarias de cada región.

Entre pinos, olivos y almendros recorremos su viñedo de Garnacha Tintorera o Alicante Bouschet, una de las dos variedades autóctonas alicantinas que tiene la bodega y cuya particularidad principal es que su pulpa es tinta.

 

 

 

 

Durante nuestro paseo por esta postal mediterránea Eva me cuenta la pasión que siente su familia por el paisaje alicantino y su diversidad de terruños. Una pasión que les llevó más tarde a incorporar al grupo MGWines las siguientes bodegas:

-Bodega Sierra Salinas. Frente al Espacio Natural Protegido que lleva su nombre, Sierra Salinas se encuentra rodeada de viejos viñedos de Monastrell y desde la que se contemplan los diferentes picos de la abrupta sierra vestidos de bosques y matorrales.  

 

 

 

-Bodegas Lavia. Una bodega boutique en la localidad Venta del Pino en Murcia. Un pequeño Chateau donde nuevamente la variedad Monastrell es la protagonista pero con una personalidad y marcado carácter muy diferente debido a sus suelos más profundos y pobres que transfieren una identidad muy singular a sus vinos.

-Bodegas Estefania. Situada en el Bierzo donde las cepas viejas centenarias de Mencía y Godello en inclinaciones muy pronunciadas y con un rendimiento muy limitado que apenas sobrepasa el kilo de uva por cepa se encargan de crear sus vinos.

-Bodegas Monovar. Otra de las joyas adquiridas recientemente en Alicante. Con ella asumieron la responsabilidad de seguir el legado de la familia Poveda y recoger el testigo del maravilloso Fondillón, el vino noble alicantino de Monastrell único en el mundo llamado “vino de reyes” por su larga historia de más de cinco siglos y su excelente calidad con una crianza mínima de diez años y conservado en viejísimas soleras. 

-Bodegas Venta La Vega. Su última adquisición situada a las faldas de la formación almanseña de El Mugrón. Una finca ecológica de 850 hectáreas de las que 250 son viñedos de Garnacha Tintorera ecológica y representa el mayor territorio ecológico europeo de esta variedad.

 

 

 

 

Recorremos las cepas de Garnacha Tintorera en vaso de Casa Corredor descubriendo el nuevo proyecto de la bodega: ALAGÚ, una palabra que empleaban los romanos en señal de éxito. Su lema “haber dejado huella en el pasado es el primer paso para conquistar el presente” pretende ser el pilar de su proyecto Alagú localizando y recuperando variedades alicantinas minoritarias y prácticamente desaparecidas.

 

 

 

 

Nos trasladamos al tesoro de la bodega, un viñedo de apenas cinco hectáreas de Forcallat bordeado de pinares. Una variedad alicantina al borde de la extinción que antiguamente fue defenestrada y abandonada por su baja intensidad de color, poca graduación alcohólica y la dificultad que conlleva en el viñedo por su delicadeza. Laura, enóloga de la bodega, ha demostrado después de una estudiada elaboración e investigación que la Forcallat puede ofrecer resultados sorprendentes si se la sabe cuidar adecuadamente.

 

 

 

 

Una vez conocido el origen de sus vinos nos trasladamos a la bodega que representa el embrión de MGWines. Una edificación manchega fronteriza a Albacete y Alicante que les permite elegir entre las Denominaciones de Origen Alicante y la IGP Tierra de Castilla.

Avanzamos por la zona de elaboración donde vamos observando la fusión de la tradición con la innovación. Una tradición representada por sus variedades autóctonas ancestrales y una innovación adaptada a la elaboración moderna que aportan los conocimientos y tecnología actual.

 

 

 

 

Bajamos a la zona subterránea de envejecimiento que se encuentra excavada en la roca a diez metros de profundidad.

Allí tuvimos el placer de catar su Garnacha Tintorera y Forcallat del 2018 directamente desde estas barricas de roble francés de varios usos para que la madera se comporte únicamente como recipiente y aporte débiles matices.

Dos únicos viñedos y dos singulares variedades crean sus dos particulares vinos que exhiben la personalidad de cada variedad. Una Garnacha Tintorera intensa y una Forcallat mucho más sutil que envejece en barricas de 500 litros para respetar su esencia.

 

 

 

Nota de Cata:

ALAGÚ Alicante Bouschet o Garnacha Tintorera 2017. Un monovarietal creado con los mejores racimos seleccionados manualmente de aromas florales y toques mediterráneos.

ALAGÚ Forcallat 2017. La variedad Forcallat crea un vino fresco y ligero donde los frutos rojos con notas florales son los protagonistas.

ALAGÚ Forcallat Rosé 2018. El nuevo rosado de Forcallat con personalidad de tinto que saldrá en breve al mercado. De color piel de cebolla pálido muy fresco, frutal y floral que invita a seguir bebiéndolo.

 

 

 

 

Agradecer a Eva, Laura y el equipo de Casa Corredor la estupenda jornada que hemos vivido recorriendo sus viñedos y conociendo sus vinos ALAGÚ. Un proyecto que definen en el viñedo para embotellar su paisaje mediterráneo.

Enhorabuena por el gran trabajo que estáis realizando y desde aquí os animo a catar sus vinos, unos vinos francos que expresan la autenticidad de su terruño !!!

 

 

 

 

 





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!