El enoturismo es la Bodega.


Publicado el 03 de Octubre de 2019


El enoturismo es la Bodega.

El enoturismo no hay que entenderlo como un departamento más de la bodega, o como un departamento estanco.

El enoturismo está cogiendo un nivel de tamaño tan importante en todos los sentidos, que el enoturismo es la bodega.

El enoturismo ha pasado de ser un departamento de la bodega a ser el eje central y estratégico de las bodegas. El enoturismo está transformando las bodegas.

 El enoturismo es un área que ha llegado al sector hace 18 años en España, pero en el que la estructura de empresa son anteriores a este periodo de la llegada del enoturismo. Cuando se construyeron las bodegas se hizo bajo un prisma administrativo de licencia de apertura de establecimiento de elaboración de vino.


 Publicidad 


Con el enoturismo se transforma la bodega, y ya no nos vale solamente la licencia de elaboración de vino. Se precisa desde ese momento la licencia de apertura de establecimientos de pública concurrencia, con una serie de normativas que te obliga a mirar la bodega de forma diferente. Los baños que utilizan el personal ya no te valen.

Has de adaptar los servicios a la cantidad de personas que van a venir, y a las personas con alguna discapacidad física.

Empezamos a saber que hacemos enoturismo cuando estamos obligados a adaptar nuestra estructura de bodega, al nuevo enfoque.


 Publicidad 


Es decir, podemos decir que hacemos enoturismo cuando mentalmente asumimos que debemos empezar a transformar la bodega para la llegada de las visitas.

También podemos decir que empezamos a hacer enoturismo cuando dejamos de permitir que el enólogo, o el propietario de la bodega se ocupen de organizar y atender a las primeras visitas, y cuando empezamos a tener un departamento especializado y formado en la bodega que se encarga de forma continuada y exclusiva a atender a las visitas. La producción de vino, y el enoturismo son dos departamentos estancos.  

En el enoturismo el vino no es lo principal, ni el eje que sostiene todo. El vino es el vehículo, el trayecto, el ticket para disfrutar de una vivencia. El Enoturista cuando va a la bodega no le mueve o motiva el vino. Tiene la expectativa de recibir algo, de disfrutar una vivencia.


 Publicidad 


El enoturismo no solo es vino. El enoturismo es territorio, es paisaje, es naturaleza, es la vivencia que te genera un entorno. La vivencia es la que define el territorio.

El territorio es el eje principal en el que se debe canalizar la vivencia del enoturismo. Desde esta atenta mirada tenemos que construir el enoturismo, porque todos los territorios son diferentes. En el enoturismo debemos “vender” el territorio.

El enoturismo es un recorrido singular, para que los enoturistas conozcan los secretos de los viñedos y bodegas, su historia, y las personas que hacen posible cada proyecto.


 Publicidad 


El enoturismo es una experiencia diseñada para los más exigentes que ponen en valor la naturaleza, el terruño, la gastronomía local y donde se puede vivir en cada una de las bodegas la diversidad de nuestros vinos de una forma profesional y relajada al mismo tiempo…






Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!