Finca La Laja - Los Berrazales


Publicado el 19 de Febrero de 2019


Finca La Laja - Los Berrazales

Finca La Laja - Los Berrazales. Se encuentra en la isla de Gran Canaria. Sus cepas se encuentran rodeadas de todo un paraíso tropical entre naranjos, plataneros, guayabos, aguacateros y el único cafetal de la variedad Arábica que existe en Europa.

 

FINCA LA LAJA - LOS BERRAZALES

AGAETE (GRAN CANARIA)

 

Bodega Los Berrazales está ubicada en la Finca La Laja a los pies de los riscos de Tamadaba en el Valle de Agaete. Un valle angosto, bajo grandes pinares centenarios autóctonos, en las laderas de un volcán al noroeste de la isla de Gran Canaria.  

 

 

Una bodega familiar rodeada de naranjos, plataneros, guayabos, nísperos, aguacateros y un gran diversidad de árboles tropicales. También posee el único cafetal de la variedad Arábica que existe en Europa.

Con Victor Lugo, propietario y encargado de la enología junto con María Lugo, responsable del enoturismo, empezamos a recorrer este pequeño paraíso tropical.

 

 

 

Al acceder a Finca La Laja un torrente de intensos aromas a flor de azahar nos anuncia que los más de mil naranjos que se encuentran en la finca están en flor.

Caminamos por las 12 hectáreas que posee la bodega con viñedos emparrados entre naranjos en flor y diversos árboles tropicales … la postal no puede ser más idílica!!!!

 

 

Una finca con más de 200 años de antigüedad donde se comenzó cultivando café de la variedad Arábica, la más apreciada en todo el mundo por su calidad y en la actualidad cuenta con más de 4.000 plantas cuyos frutos rojos dan un aspecto multicolor a la planta.

Victor nos explica su elaboración. La recogida de estas semillas se realiza manualmente escogiendo solamente los pequeños frutos rojos que se asemejan a las “cerezas” y que, al no madurar a la vez, tienen que realizar distintas pasadas para recogerlas. Dentro de estas “cerezas” se encuentran unas semillas cubiertas por una cáscara interior con las que posteriormente se procederá a su secado y tostado generando lo que nosotros reconocemos como granos de café.

 

 

 

Tengo que agradecer a Victor la oportunidad que me brindó de tostar yo misma los granos y probar el café que allí elaboran. También nos descubrió los secretos de su elaboración, sus distintos tostados, su temperatura …. todo un mundo por descubrir que me sorprendió !!!!

Un café cultivado en un sitio muy especial donde el microclima y el paisaje tropical le confiere matices singulares, por ello el nombre de su café es Café Exótico. De una planta de café extraen unos 7 kilos de “cerezas” y de estas se obtendrá aproximadamente un kilo de café tostado y molido.

 

 

 

 

En cuanto a los viñedos, al encontrarse en mitad del valle,  están emparrados para aprovechar mejor los rayos del sol. Durante nuestro paseo por el terreno seguimos embriagándonos de los aromas de las limas, los mangos de diez variedades diferentes, plataneros, papayos, nísperos y una cantidad de plantas de tabaco que ejercen la función de detectores de plagas.  

 

 

 

 

Llegamos en nuestro paseo al lugar donde se encuentra la bodega. En el camino hay una preciosa ermita construida por la familia en honor a la Virgen del Pino que es el eje central de la finca.

 

 

 

 

La bodega está presidida por una enorme laja o piedra laja, que cayó sobre la finca hace más de 200 años, y que da nombre a la finca: Finca La Laja.

En una arquitectura canaria y bajo esta gran piedra es donde elaboran y envejecen sus vinos. Su terreno volcánico y mineral y su microclima con más de 340 días de sol al año, convierten a este lugar en una de las zonas vinícolas más singulares del mundo.

 

 

 

 

Nos disponemos a catar sus vinos en una de las terrazas entre plataneros, nísperos, papayas, aguacateros, mangos y algún limonero .... no se puede estar en mejor lugar para realizar una cata !!!

 

Una cata que transcurrió entre variedades de Moscatel y Malvasía en sus distintos vinos blancos Los Berrazales y de Listán Negro, Tintilla y Negramoll en su tinto y rosado.

 

Unos vinos que comenzaron su historia cuando Inocencio Lugo, padre de Victor, plantó cepas emparradas de variedades autóctonas para dar sombra a la finca y que con el tiempo y gran dedicación han obtenido numerosos premios y reconocimientos en las Islas Canarias.

 

 

 

 

En definitiva, sus vinos son un fiel reflejo de este pequeño paraíso tropical transmitiendo la tradición y la cultura canaria desde su elaboración hasta incluso en sus etiquetas, en las que el artista canario Pepe Dámaso plasma el amanecer canario en el Valle de Agaete.

 

 

 

 

Solo me queda agradecer a Victor y María la estupenda visita que me han brindado a su bodega de la que me considero enamorada desde hace años cuando la descubrí por primera vez. He podido volver a disfrutar de sus vinos y de los estupendos productos canarios.

 

 

 

 

Victor, me ha encantado haber podido saborear uno de vuestros tesoros exclusivos elaborados en la finca: el Licor de Mandarina artesano con un toque de canela y clavo ... sorprendente Una mínima producción casera con los mandarinos que tiene La Laja. Muchas gracias !!!

 

 





Compartir en RRSS:




Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso

Soluciona tus dudas por whatsapp!