Madrid, Tierra de Vinos


Publicado el 08 de Marzo de 2021


Madrid, Tierra de Vinos

Arganda, Navalcarnero, El Molar y San Martín de Valdeiglesias, las cuatro excepcionales zonas vitivinícolas de Madrid. Vamos a descubrirlas!!

 

MADRID TIERRA DE VINOS

MADRID

 

Denominación de Origen: Vinos de Madrid

Situación: Comunidad de Madrid

Bodega visitada: Las Moradas de San Martín

 

La historia de los vinos de Madrid se remonta, como en casi toda la región española, a la época de la conquista romana aunque los primeros datos confirmados de la existencia de una industria vinícola madrileña datan del siglo XIII llegando en el siglo XV a cobrar gran prestigio.

Durante siglos, el ciudadano madrileño fue consumidor únicamente del vino de la región. Por ello su producción no bastaba para atender la demanda de la población y el vino se vendía casi en su totalidad dentro de la provincia, usualmente en bares y tabernas. De hecho en el siglo XVII, en tiempos de Felipe IV, ya existían más tabernas que calles en Madrid.

 

 

Foto mundo del vino

 

 

Actualmente la Denominación de Origen Vinos de Madrid está constituida por cuatro subzonas que siguen conservando la personalidad y peculiaridad que le aportan sus marcados y diferentes terruños: Arganda, Navalcarnero, El Molar y San Martín de Valdeiglesias.

 

Variedades más características

Tintas: Garnacha Tinta, Tempranillo.

Blancas: Malvar y Albillo Real.

 

Los antiguos “claretes” de la uva tinta Tempranillo y la blanca Malvar de Arganda, las intensas Garnachas consumidas en jarras de barro de Navalcarnero, los llamados “vinos preciosos” creados con la uva blanca Albillo Real muy madura y con crianza oxidativa de San Martín de Valdeiglesias y los vinos elaborados en antiguas cuevas subterráneas de origen árabe de El Molar han dado paso a modernos, reconocidos y prestigiosos vinos a nivel nacional e internacional adaptados a la tendencia del mercado actual recogiendo la herencia vitícola recibida durante siglos.

 

 

Foto mundo del vino

 

 

Cuatro subzonas que actualmente, cada una con su particular orografía, climatología e historia, expresan una amplia gama de matices en los vinos madrileños:

Arganda, bañada por los ríos Tajuña y Henares, elabora sus vinos mayoritariamente con las variedades autóctonas Tempranillo y Malvar entre olivos centenarios siendo reconocida a nivel nacional e internacional no solamente por sus vinos sino también por sus aceites.

Esta zona goza de un patrimonio histórico y artístico que podemos descubrir en pueblos tan sobresalientes como Aranjuez y Chinchón.

Navalcarnero, flanqueada por los ríos Guadarrama y Perales, ofrece el patrimonio natural que nos brinda el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama. La composición de sus suelos en tierra de campiña y sus variedades autóctonas principales, Garnacha Tinta y Malvar, crean unos vinos intensos y muy aromáticos.

El Molar nos muestra desde sus características Cuevas subterráneas, actualmente reconvertidas muchas de ellas en tabernas y restaurantes, sus vinos elaborados con las variedades Garnacha Tinta y Malvar en suelos de pizarra y granito en descomposición que les aportan características especiales y únicas.

San Martín de Valdeiglesias, situado en la ribera del río Alberche, atesora riqueza cultural como demuestra su Castillo de Coracera y la riqueza natural y paisajística que nos ofrece la sierra Oeste y los embalses cercanos. Un paisaje de dehesas, montes y pinares donde se asientan sus viñedos mayoritariamente de Garnacha Tinta y Albillo Real.

 

 

Foto mundo del vino

 

 

En este post conoceremos un poco mejor los vinos y la viticultura madrileña de la zona de San Martín de Valdeiglesias a través de Isabel Galindo, enóloga de Bodega Las Moradas de San Martín. San Martín de Valdeiglesias es una de las poblaciones madrileñas con mayor tradición vitivinícola cuya historia, según antiguos escritos, la convierten en pionera en la exportación de vinos de la región a ciudades limítrofes como Segovia y Ávila en el siglo XV. Una exportación que el concejo madrileño, en sus condiciones de venta, exigía: “los que vengan de allá por vino, vengan cargados de pescado, y que si no lo truxeren que no llevarán vino”.

 

 

Foto mundo del vino

 

 

Las Moradas de San Martín lleva a cabo un proyecto romántico por el que, durante varios años, rastreó la zona madrileña en busca de un entorno que guardase el perfecto equilibrio de sus suelos y mostrase el potencial de sus variedades más significativas: Garnacha Tinta y Albillo Real. Una filosofía que plasma la naturalidad de estas variedades, extrae lo que su particular terruño proporciona y se refleja en sus vinos.

 

 

Foto mundo del vino

 

 

Situada en la unión de la Sierra de Guadarrama y Gredos, a 900 metros de altitud, accedemos por la escarpada carretera entre frondosos y extensos pinares. Paseo que comienza disfrutando del entorno que nos rodea entre monte bajo, jaras, cantuesos y una gran diversidad de plantas aromáticas.

Esta zona nos muestra sus viejas cepas de plantación en vaso y gruesos troncos, con más de 80 años, asentadas en terreno de arena fina sobre un paisaje de dehesas, montes y pinares.

Cepas que, debido a su edad, tipo de terreno y particular microclima, se caracterizan por producir pequeños racimos de poco grano y muy sueltos. Unas plantas cuidadas ecológica y biodinámicamente por respeto y reconocimiento a su entorno natural.

 

 

Foto mundo del vino

 

 

La personalidad de esots vinos se caracteriza por los matices que aportan su amplia diversidad de árboles y plantas silvestres que rodean sus cepas tales como encinas, enebros, jaras, cantueso, tomillo, romero ….

Sus uvas, procedentes de cepas muy viejas, producen un tanino con gran cantidad de levaduras gracias a su pequeño tamaño que contiene mucho hollejo y poca pulpa. Por ello, se ralentiza el proceso de crianza convirtiendo a estos vinos en eternos.

La Garnacha es la uva reina de sus tintos concibiendo vinos intensos, afrutados, de aromas a monte bajo y trazos minerales que son una fotocopia exacta del terruño donde han nacido.

 

 

Foto mundo del vino

 

 

En vinos blancos las variedades autóctonas más representativas son la Malvar y el Albillo Real. La Albillo Real es la uva estrella de San Martín de Valdeiglesias aunque, por desgracia, su cultivo está prácticamente desaparecido quedando pequeños viñedos en la zona central de la península.

El cultivo en vaso de sus viejas cepas obliga a realizar dos vendimias manuales para llegar a alcanzar en todos sus racimos la perfecta madurez. Primeramente vendimian los racimos que se encuentran en la parte alta de la cepa por estar más maduros y días más tarde realizan otra batida para los racimos inferiores. El resultado es un vino muy expresivo, suave y elegante protagonizado por aromas a fruta madura y hierbas aromáticas.

El recorrido por las distintas parcelas de viñedos centenarios indica que cada una de estas viñas se comporta de forma distinta y necesita diferentes nutrientes. Su cuidado y viticultura biodinámica se basa en el equilibrio natural del viñedo utilizando elementos preventivos a base de preparados de ortigas, cola de caballo, leche diluida, ajo ... todo ello asociado a los ritmos de la luna y el cosmos que son los que marcan las energías de la naturaleza.

 

 

Foto mundo del vino

 

 

Desde el magnífico entorno natural que rodea Bodega Las Moradas de San Martín os animo a visitar Madrid y disfrutar de sus vinos en la extensa variedad de bares y restaurantes que ofrece esta ciudad.

Madrid es una ciudad viva a la que no se termina nunca de conocer por los innumerables museos, jardines, palacios, edificios y plazas históricas y un sinfín de rincones a descubrir.

Recorrer los soportales de la castiza Plaza Mayor, visitar el Palacio Real admirando los cuidados jardines del Campo del Moro o pasear por el Parque del Retiro son algunas de las incontables opciones que ofrece la ciudad. Es imprescindible adentrarse en la Gran Vía, una de las calles más transitadas y disfrutar entre sus legendarios edificios de numerosos espectáculos de teatro, cines, comercios, restaurantes, bares, hoteles … llegando al Palacio de Cibeles, actual ubicación del Ayuntamiento de Madrid, y continuar maravillándote con el arte en el Museo del Prado, siendo uno de los museos más importantes del mundo.

En definitiva, una ciudad abierta que no deja indiferente al visitante y ofrece una nutrida oferta cultural, monumental y gastronómica tanto de día como de noche y la mejor forma de disfrutarla es con una copa de vino de Madrid.

 

Foto mundo del vino

 

 

Foto mundo del vino

 




TOP10 vinos más vendidos en AMAZON


Compartir en RRSS:



×

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

FILTRAR BÚSQUEDA

CATEGORIAS

BLOGGERS DEL VINO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de todas las últimas noticias del Sector del Vino.


He leído y acepto la política de privacidad

 

Copyright © Cata del Vino | Política de Privacidad | Condiciones de Uso